Radiación extrema se vive en Tacna, Moquegua, Arequipa y Puno

Radiación extrema se vive en Tacna, Moquegua, Arequipa y Puno

Lentes oscuros, sombrero ala ancha y bloqueador solar; son esenciales para protegerse de la radiación que se registra en los departamentos de Tacna y Moquegua. De acuerdo a los registros del Senamhi, este lunes la radiación solar llegó a valores extremos de 15 puntos en Tacna y 17 en Moquegua. En tanto, en la región de Arequipa y Puno se registraron valores de 18 a 19 puntos de radiación.

La jefa zonal del Senamhi Moquegua – Tacna, Edualda Medina, sostuvo que desde diciembre del 2018 se contaba con valores altos de radiación solar y se determinó que los valores más extremos durante este verano se presentarán en febrero. Las lluvias y la nubosidad ayudarán a disminuir la sensación de calor, pero no son motivos para bajar la guardia frente a la radiación solar. 

La especialista alertó que los rayos ultravioleta son acumulativos en el cuerpo humano, es decir que la exposición prolongada a ellos provoca efectos en la salud que se notarán a mediano o largo plazo. El cáncer a la piel, envejecimiento prematuro, manchas y daños a la vista son los resultados de la falta de protección.

Además, resaltó que se debe romper con algunos mitos sobre la protección, como aquel que afirma que las personas de piel oscura sufren menos los efectos de la radiación. Al respecto, sostuvo que existen estudios que demuestran que los melanomas (síntoma del cáncer) en pieles oscuras son más agresivos y difíciles de tratar médicamente. 

Sobre el protector solar, advirtió que esta crema o loción sólo protege si se usa media hora antes de la exposición al sol y es frotando en piel cada dos horas. El uso de poleras manga larga o camisas es otro de los consejos que dio el Senamhi. 

“El sol es bueno porque fortalece nuestro cuerpo, pero tiempos prolongados, sin protección es un peligro para la salud. Recordemos que las personas que hoy sufren de cáncer son adultos que en su juventud practicaban la moda del bronceado en los ochentas y noventas”, concluyó.

 

Fuente: La República