El histórico puente colonial de Cal y Canto de la Ciudad Rosada de Lampa colapsó la mañana de ayer ante la mirada atónita de los sus pobladores. Esta joya arquitectónica, una de las siete maravillas de la localidad, se vino abajo a 174 años de su construcción.

La edificación de este puente se gestó por el ilustre lampeño, senador, diputado y presidente del Senado Enrique Torres Belón. Fue declarado Patrimonio Cultural de la Nación por el entonces Instituto Nacional de Cultura (INC), el 23 de julio de 1980.

Su construcción inició en 1846. Fue levantada en piedra con revestimiento de sillar. Se ubica al sur de Lampa, con dirección al distrito de Cabanilla, que también conduce a la vía Juliaca – Arequipa.

Olvido y erosión

Tras el incidente, el alcalde provincial de Lampa Ciriaco Díaz y sus funcionarios se constituyeron a la zona. De acuerdo a su evaluación preliminar, la erosión, el paso del tiempo y la falta de mantenimiento provocaron que parte del arco central se debilitara, dañando la base de su estructura para luego colapsar.

Según la autoridad edil, hace 10 años se solicitó a la Dirección de Cultura de Puno que se realicen trabajos de refacción y restauración, pero no se hizo nada.

Las autoridades realizarán nuevamente gestiones para que se canalice su refacción. Esperan que junto al patronato de Lampa, colectivos y ciudadanos identificados con esta localidad, puedan recuperar esta joya arquitectónica.

 

Fuente: La República

Por Punonet